In Blog


Llegar a ser un coach ejecutivo es un proceso intenso y exigente que demanda mucha cualificación y experiencia en diversos sectores profesionales y disciplinas. Un Coach ejecutivo debe estar dotado de excelente destrezas y capacidades humanas. Debe ser:

  • Cercano, empático y accesible. Debe ser una persona próxima, con la que resulte fácil y cómodo el desarrollo de relaciones primarias y secundarias, de buena escucha y empatía.
  • Simple y aristócrata: tener las herramientas necesarias para interactuar con todos los niveles jerárquicos de un grupo social, empresarial, políticos y religiosos. Poder dirigirse a todos los niveles transversales de un organización o empresa.
  • Ser persona: compasivo(a), misericorde, solidario(a), sensible y sensitivo(a). Su interés a ayudar a otros a alcanzar sus metas, debe ser genuino. En la práctica del coaching profesional no hay cabida a la mediocridad personal o profesional. Debe tener grandeza y ser de espíritu libre de todo complejo y mezquindad.
  • Empoderado(a), capaz y con el objetivo de servicio claro. : su seguimiento, constancia y atención al detalle es la única manera de transformar la conciencia y el ser del cliente.
  • Debe ser  extremadamente organizado, competente técnicamente, inteligente y con gran potencial intelectual: manejar herramientas, métodos y alternativas técnicas útiles a las necesidades del ejecutivo en cuestión o de los procesos organizacionales en los que se vea envuelto.
  • Debe tener buena capacidad de escucha y destreza interpersonal.
  • Presencia Fisica sin lugar a dudas.
  • Ser flexible, abierto a cambios, autocritico y en constante evolución.
Recent Posts

Dejar un comentario

0